“Vicajema”: Más de 50 jóvenes realizan voto de virginidad y castidad

3135
0
*

Atyrá, 04 de Setiembre, 12:45 hs (SIC).- Este domingo unos 51 jóvenes de la ciudad de Luque y Mariano Roque Alonso hicieron voto de virginidad y castidad durante el noviazgo hasta llegar al matrimonio, la edad comprendida de este compromiso va desde los 12 a 26 años, entre hombres y mujeres. Este voto se da luego de nueve meses de preparación.

Según publicó el diario Abc, los jóvenes hicieron su voto ante más de 4.000 personas en el campamento “Divino Niño” en Atyrá, los 51 jóvenes pertenecen al movimiento “Vicajema” (Virginidad y castidad con Jesús y María), movimiento que nació hace 5 años en la ciudad de Luque gracias a la idea del ex cura párroco Zacarías Martínez.

Al inicio de la eucaristía, los jóvenes entregaron en el altar una rosa blanca como ofrenda de pureza y como símbolo de esta promesa de amor, cada uno de ellos recibió una alianza del Divino Niño, que fue entregada por los sacerdotes.

El Pbro. Zacarías Martínez, actual cura párroco de Mariano Roque Alonso, es el fundador de Vicajema en el 2012, “una madrugada sueño con pedirle virginidad a los jóvenes. No se cómo fue; creo que me puse todo colorado. Fue una cosa rara pedir, y una chica me dice: ‘A mí me gusta, y estoy dispuesta a seguir’. Así comenzamos con una, y luego fueron 68 jóvenes, y ahora también ya tenemos grupos en Mariano Roque Alonso y otras ciudades”, indicó el sacerdote sobre su “idea loca” como muchos indicaron hace 5 años. También dijo que todo esto no es más que una educación familiar, en que los padres deberían de enseñar a sus hijos a permanecer en un noviazgo sano y santo.

Por su parte, el Pbro. Richard Noguera, rector del santuario de Luque, animó a los jóvenes y les anticipó que lo primero que escucharán son “no sean tontos, las castidad ya no es de este mundo”, y los instó a seguir a pesar de eso.

En tanto, Lucas Adrián Martínez Rivas (23), novio de María Betania Rodas Ávalos (19) que son novios hace nueve meses dijo “Así como quiero un noviazgo santo, también quiero un matrimonio santo, y deseo que Dios pueda bendecir eso desde el inicio. No es un camino fácil”, advirtió tomando a su novia de la mano.

Según el portal, los jóvenes tienen una preparación durante nueve meses, donde son acompañados y asesorados por sacerdotes, por integrantes de la Pastoral Juvenil y por matrimonios y que eso continúa luego de la promesa hecha, los juveniles siguen recibiendo el asesoramiento de los coordinadores.