Se retiró del fútbol para convertirse en sacerdote

824
0
*

Ordenacion sacerdotal Phil Mulryne | Foto: Infobae

Lunes 10 de Julio. 16:00 hs (SIC).-  Phil Mulryne, antiguo compañero de David Beckham en el Manchester United y 27 veces internacional con la selección de Irlanda del Norte tuvo una destacada carrera: debutó en 1997 en el Manchester United, brilló en el Norwich de la Premier League y se convirtió en una pieza clave de la selección de Irlanda del Norte durante varios años. Este sábado, en Dublin, el ex jugador fue ordenado sacerdote de la orden dominicana de la iglesia católica.

Phil Mulryne ya es sacerdote católico, el también dominico Joseph Augustine Di Noia, secretario adjunto de la Congregación de la Doctrina de la Fe presidió su ordenación sacerdotal en Dublín y le dijo que su experiencia como atleta le ayudó a prepararse para este momento, “has conocido el significado de trabajar duro para lograr un objetivo, y ahora el objetivo es Cristo”.

Según señala el portal infobae, Mulryne decidió alejarse de la fama y del dinero para dedicar su vida a la de Cristo, su cambio fue radical: el voto de pobreza también es parte de su nuevo camino. El religioso seguirá vinculado al fútbol, pero ahora como capellán del equipo del Newbridge College, cerca de Dublín.

Cuando tenía 14 años, en su Belfast natal, Mulryne jugaba para el equipo de fútbol de su parroquia. Allí fue descubierto por un enviado del Manchester United, quien lo invitó a hacer una prueba para el equipo. El joven quedó y, tiempo más tarde, firmó su primer contrato para hacer su debut como profesional en 1997.

Tras retirarse en el 2009, a los 31 años, Mulryne comenzó su camino religioso. Ingresó en el seminario de San Malaquías en Belfast y estudió filosofía. Luego, se trasladó al Pontificio Colegio Irlandés, en Roma, para formarse en teología. Fue en ese momento cuando decidió dedicarse por entero a lo espiritual y se se unió a los dominicanos.

La prensa deportiva inglesa se asombró cuando supo que Mulryne estaba en Roma estudiando para ser sacerdote en el Pontificio Colegio Irlandés. Dejó definitivamente el futbol y había participado en bastantes actividades solidarias y de trabajo caritativo antes de entrar en el seminario irlandés de Roma.

Al parecer, fue a partir de su trabajo en estas actividades como llamó la atención del obispo de Down and Connor, Noel Treanor, quien le planteó su posible vocación sacerdotal, indica la web Religión en Libertad.

Su antiguo compañero en el Norwich, Paul McVeigh, explicó a la prensa deportiva que “me mantenía en contacto con él y sabía que le había dado la vuelta a su vida, que hacía mucho trabajo caritativo y ayudaba a los sin techo cada semana. Aún así, me ha impactado que él sintiese esta llamada. Lo que está claro es que no es algo que se tome a la ligera, porque para ser ordenado sacerdote católico hay que estudiar dos años de filosofía y cuatro de teología”, explicaba McVeigh a los periodistas deportivos hace 4 años.