Que los migrantes no pasen a ser invisibles a nuestros ojos

*

Foto referencial

Cuando los obispos visitamos al Papa Francisco tres meses atrás nos sorprendió su gran preocupación por los migrantes. Hoy domingo 14 de enero toca la 104ª Jornada Mundial del Migrante y Refugiado. Voy a hacerme eco de algunas frases del mensaje que nos dirige el Papa en la ocasión.

  • Cada forastero que llama a nuestra puerta es una ocasión de encuentro con Jesucristo.
  • ¡Acoger, proteger, promover e integrar!
  • ¡Favorecer, en cualquier caso, la cultura del encuentro, multiplicando las oportunidades de intercambio cultural!
  • La Madre de Dios experimentó en sí la dureza del exilio… a su materna intercesión confiamos las esperanzas de todos los emigrantes y refugiados del mundo.
  • Aprendamos todos a amar al otro, al extranjero, como a nosotros mismos.

Muchos paraguayos llegaron a otros países como migrantes. Pero también entre nosotros viven personas y familias que se han desplazado, sea viniendo de otras naciones o de nuestro mismo país, no olvidando a los indígenas urbanos. ¡No dejemos nunca de lado a los migrantes indígenas y campesinos, que no pasen a ser invisibles a nuestros ojos!

Migrantes y refugiados no son automáticamente agradables ni santos pero se trata de nuestros parientes pobres. En ellos está el Señor: “Cada forastero que llama a nuestra puerta es una ocasión de encuentro con Jesucristo.”

Mons. Guillermo Steckling

Autor Mons. Guillermo Steckling

Monseñor Steckling es obispo de la Diócesis de Ciudad del Este desde el año 2014. Nació el 23 de abril d 1947, en Verl (Alemania) y fue ordenado sacerdote el 20 de julio de 1974. Fue Consultor de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso. Antes de su nombramiento como obispo se desempeñaba como rector del Seminario Mayor de los misioneros Oblatos de María Inmaculada, en Asunción. Desde 1998 hasta 2010 fue superior general de los Misioneros Oblatos, en Roma. Actualmente es el Responsable de la Catequesis y de la Animación Bíblica de la Pastoral en Paraguay. Fue ordenado obispo el 21 de diciembre de 2014, en la Catedral San Blas de Ciudad del Este.