“La Virgen sabe de nuestra necesidad y da siempre una solución” Mons. Steckling

420
0
*
Fotos: Gobernación Alto Paraná

Fotos: Gobernación Alto Paraná

Minga Guazú 24 de Mayo, 2017. 10:10 hs (SIC).- El Obispo diocesano, Mons. Guillermo Steckling celebró hoy la Misa en la Parroquia María Auxiliadora del km 20, y en su homilía dijo que “la Virgen sabe de nuestra necesidad y nos da siempre una solución”, que no hay que tener miedo al diablo por mas desesperante que sea porque María siempre está en nuestro auxilio.

“Queridos hermanos. Hago mención especial del cura párroco y los sacerdotes que nos acompañan, las autoridades aquí presentes, y todos los que tienen amor a Jesucristo y su Iglesia, los que quieren honrar a la Virgen María, Auxiliadora de los cristianos en este día de su fiesta”, dijo al comenzar.

Prosiguió, “hemos venido aquí para honrar a nuestra madre María Auxiliadora de los cristianos, patrona de todo el departamento de Alto Paraná, para agradecer, pagar nuestra promesa, porque María efectivamente ha venido en nuestro auxilio, siempre”.

“Y estamos en esta fiesta para conocer más todavía a nuestra madre. Siempre nos va a sorprender como la Palabra de Dios cada vez que la escuchamos, nos dice algo. ¿Qué nos dirá hoy?”, preguntó a los fieles.

“Primero, refleja nuestra vida, que estamos en una lucha, no es fácil. Refleja nuestras preocupaciones y miedos. Dice la biblia, lucharon el dragón y sus ángeles, y en Efesios (6,12) leemos “Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, con los poderes de este mundo de tinieblas, contra las fuerzas espirituales de maldad”.

“Satanás, el enemigo de Dios, nos mete miedo. Apareció otra señal en el cielo; un enorme dragón rojo con siete cabezas y diez cuernos, esto realmente da para tener miedo, para desesperarse, pero el enemigo se vale también de la corrupción, de violencias, que también nos amenazan, desesperan, pero Dios en su Palabra nos da esperanza. Antes de aparecer en el cielo la fuerza del mal se hace visible una misteriosa mujer coronada de doce estrellas, la Virgen María, nuestro Auxilio”.

“Vencemos con la Virgen María. El mal puede ser vencido, y ya está vencido. Un detalle. Esta mujer es coronada de doce estrellas. (Las 12 tribus del pueblo de Israel). Nosotros somos estas doce estrellas, somos la corona de la Virgen”.

El Obispo recuerda que María es auxilio de todos los cristianos, que nos da esperanza, y que como hijos de Dios debemos vivir en plena familiaridad con él.

Por último, Mons. Expresó que todos somos hijos de María y que no debemos dejarnos desalentar por el miedo porque la Virgen nos ayuda, nos alienta.

“María está ahí. Había una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Ella siempre está a cerca. Dice solo dos frases, “No tienen vino… Haced lo que él diga”. Ella ve nuestra necesidad, y ella nos da la solución, no nos dejemos vencer por el miedo. Somos hijos mimados por Dios. No eres esclavo, sino hijo; y si eres hijo, eres también heredero. Amén”, concluyó.