Joven sorprende a su novia y le pide matrimonio frente al Papa Francisco

640
0
*

Foto: ACIPrensa

VATICANO. 28 de Agosto, 19:05 hs (SIC).- Darío Ramírez, aprovechó un momento especial para pedirle a su novia matrimonio, lo hizo delante del Papa Francisco este domingo durante una audiencia privada concedida por el Santo Padre a 80 delegados de diversos países que participaban en la reunión anual de la International Catholic Legislators Network (ICLN) en Roma.

Según señala ACI, Ramírez es un legislador venezolano y ese día él y su novia Maryangel Espinal conversaron con el Papa sobre la situación de Venezuela y luego le mostró las fotografías del grupo de teatro para adolescentes que apoya en Panamá, donde reside desde hace tres años.

Después, le pidió al Pontífice que le impartiera una bendición especial y dijo que su novia “no tenía idea” de lo que iba a pasar.

“Veía que Maryangel estaba pensando ‘¿Qué va a hacer? Le pedirá que nos tomemos un selfie?’ Ella estaba sorprendida. Le expliqué al Santo Padre que la mujer que estaba junto a mí era la mujer de mi vida. Que la conocí en una iglesia, que Dios la puso en mi vida y que quería proponerle matrimonio. Así que hinqué una rodilla en el suelo y se lo pregunté”, comentó.

Contó que el Papa se sorprendió y dijo “¡Wow, delante del Papa! Te ha pedido que te cases con él ¿qué vas a decirle?”. “Ella respondió: ‘¡Por supuesto que sí!’ y nos bendijo”, explicó Darío.

El joven venezolano indicó que para hacer su propuesta matrimonial le pidió su venia al Cardenal Christoph Schönborn, Arzobispo de Viena y promotor de la ICLN.

Este legislador ya había saludado al Papa Francisco en una audiencia privada concedida al ICLN en 2015, pero para poder viajar en esta ocasión tuvo que conseguir un pasaporte de refugiado en Panamá ya que si renovaba el venezolano podía ir preso.

Conoció a su novia, Maryangel Espinal, hace 18 meses en una iglesia en Panamá y hace seis meses consideró la posibilidad de casarse con ella.

“Recé para tener una guía y cuando me decidí, quise proponérselo de la mejor forma que podía”, manifestó.

Sus amigos le pagaron el viaje a Roma y él mismo fabricó el anillo de compromiso, tras asistir a unas clases con un joyero.

 

“Ni siquiera en mis sueños más locos pensé que esto sucedería”, concluyó.