Instituciones cristianas serían obligadas a contratar docentes homosexuales y transexuales

289
0
*
Foto: Actuall

Foto: Actuall

CALIFORNIA, (Estados Unidos). 24-08-16, 14:40 (Par).- Se acaba de aprobar una de las leyes que más presionaba los derechos de los cristianos que viven en este estado. La llamada ‘Ley SB 1148’ que apoya al LGTBI y que está creada para obligar a los colegios y universidades cristianas a incluir profesorado y estudiantes homosexuales y transexuales en sus centros.

Según informó actuall.com esta ley exige, a los colegios y universidades cristianas contratar a profesores homosexuales, no por su formación o experiencia, sino por su condición sexual. Además, deberán crear residencias de uso exclusivo para los estudiantes del colectivo LGTBI, y que los mismos serán libres de unirse a equipos deportivos, según se sientan hombres o mujeres y no por su sexo biológico. También podrán aplicar a las residencias universitarias libremente según el sexo con el que se sientan identificados en cada momento.

El diario digital menciona que diversos grupos cristianos y autoridades universitarias han levantado protesta en contra de esta medida porque aseguran que el estado de California quiere “por una parte obligar a que los colegios y universidades cristianas abandonen su códigos morales y éticos y por otra parte desean provocarles para generar una respuesta negativa para así tener el pretexto de llamarles ‘homófobos’”

Foto: Actuall

Foto: Actuall

Por otro lado, según señala actuall.com, los detractores de esta ley también han querido destacar que el político encargado de promover esta ley, Ricardo Lara, es abiertamente homosexual y anticristiano. De padres mexicanos, Lara nació en California y desde su juventud ha formado parte del grupo LGTBI ‘Caucus’, uno de los más famosos y polémicos en el estado.

A pesar de la aprobación de la ley, la protesta de los colegios cristianos, grupos profamilia y diversos colectivos ha sido tan grande que Lara se ha visto obligado a quitar una sección entera donde se permitía a los estudiantes homosexuales y transexuales a recibir además ayudas económicas para sus estudios.