Hoy inicia el Congreso Eucarístico en la Costanera de Asunción

176
0
*

Asunción 15 de Junio, 2017. 09:40 hs (SIC).- Hoy arranca el Congreso Eucarístico organizado por la Conferencia Episcopal Paraguaya, que busca un encuentro personal y comunitario con Jesucristo en la eucaristía para renovar el compromiso cristiano, es el objetivo principal, según mencionaron los encargados.

A las 18:00 hs inicia el evento, y para esta gran fiesta llegó ayer el Cardenal uruguayo Daniel Sturla, arzobispo de Montevideo que presidirá la Misa de apertura del Congreso Eucarístico con una misa a las 20.00 hs.

“Vengo para ser un peregrino”, dijo el Cardenal en una conferencia de Prensa que brindó al llegar a la capital del Pais.

Monseñor Valenzuela y el Cardenel Daniel Sturla en compañia de otros sacerdotes.

Según recoge el diario Ultima Hora, el purpurado fue recibido al son de la banda Pa’i Pérez, del Colegio Salesianito, y por Monseñor Edmundo Valenzuela, arzobispo de Asunción, quien lo invitó a participar en el Congreso Eucarístico que se extenderá hasta el domingo 18 de junio.

“Su presencia es una gran alegría y nos une a la Iglesia universal a través de usted como primer colaborador del Papa”, saludó Valenzuela al Cardenal.

El Cardenal Sturla, manifestó el afecto que le tiene a Paraguay, “Quiero mucho al pueblo paraguayo porque somos hermanos y por una cantidad de razones desde familiares hasta razones históricas que unen mi pueblo con el pueblo del Paraguay, y ni qué decir la presencia de Artigas, nuestro héroe nacional, tantos años acá”, resaltó.

Monseñor Valenzuela leyó el mensaje del Papa Francisco con motivo de este gran evento eucarístico. El Santo Padre animó a los jóvenes a poner la eucaristía en el centro de sus vidas y de sus comunidades, “para que la alabanza y la acción de gracias a Dios (…) intensifiquen la comunión eclesial y el ardor misionero, y sea fuente de renovación para una sociedad más justa y fraterna”.

Durante el Congreso Eucarístico, el Arzobispo concederá la indulgencia plenaria a todos los fieles siempre que cumplan con rezar por el Papa, realizar confesión sacramental y la comunión y realizar una obra de misericordia hacia los pobres y más necesitados.

Todo lo recaudado en la limosna de la misa será destinado a los damnificados de Ñeembucú.