El Papa Francisco crea dicasterio al servicio del desarrollo humano integral

198
0
*
Foto: Radio Vaticano

Foto: Radio Vaticano

VATICANO, 01 de Septiembre 2016, 11:05 (Par) | Nace el dicasterio «para el servicio del desarrollo humano integral». El nuevo organismo ha sido instituido por el Papa Francisco con el Motu proprio aprobado el pasado 17 de agosto, a partir de la propuesta del Consejo de cardenales.

En el dicasterio confluirán, desde el 1 de enero de 2017, los actuales Consejos pontificios Justicia y paz, Cor Unum, para la pastoral de los inmigrantes e itinerantes y para la pastoral de la salud. En esa fecha los cuatro dicasterios cesarán en sus funciones y serán suprimidos, quedando abrogados los artículos 142-153 de la constitución apostólicaPastor bonus. De este modo el nuevo organismo asumirá «la solicitud de la Santa Sede en lo relacionado con la justicia y la paz, incluidas las cuestiones relativas a las migraciones, la salud, las obras de caridad y el cuidado de la creación», como se lee en el primer párrafo del estatuto.

Una sección del nuevo dicasterio expresa de manera especial la solicitud del Papa por los refugiados y los inmigrantes. En efecto, no puede prestarse hoy un servicio al desarrollo humano integral sin una atención especial al fenómeno migratorio. Por ello esa sección se coloca ad tempus directamente bajo la guía del Pontífice, como dispone el párrafo 4 del artículo 1 del estatuto. Junto con el dicasterio se constituyen también tres comisiones: para la caridad, para la ecología y para los agentes sanitarios.

Los textos del Motu proprio y del estatuto se hicieron públicos el miércoles 31, por la mañana, junto con el nombramiento del prefecto del nuevo dicasterio, confiado por Francisco al cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson, actualmente presidente del Consejo pontificio Justicia y paz.

 

Carta apostólica en forma de «Motu proprio» del Sumo Pontífice Francisco con la que se instituye el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral

En todo su ser y obrar, la Iglesia está llamada a promover el desarrollo integral del hombre a la luz del Evangelio. Este desarrollo se lleva a cabo mediante el cuidado de los inconmensurables bienes de la justicia, la paz y la protección de la creación. El Sucesor del Apóstol Pedro, en su labor de promover estos valores, adapta continuamente los organismos que colaboran con él, de modo que puedan responder mejor a las exigencias de los hombres y las mujeres, a los que están llamados a servir.

Con el fin de poner en práctica la solicitud de la Santa Sede en los mencionados ámbitos, como también en los que se refieren a la salud y a las obras de caridad, instituyo el Dicasterio para el servicio del desarrollo humano integral. En modo particular, este Dicasterio será competente en las cuestiones que se refieren a las migraciones, los necesitados, los enfermos y los excluidos, los marginados y las víctimas de los conflictos armados y de las catástrofes naturales, los encarcelados, los desempleados y las víctimas de cualquier forma de esclavitud y de tortura.

En el nuevo Dicasterio, regido por el Estatuto que con fecha de hoy apruebo ad experimentum, confluirán, desde el 1 de enero de 2017, las competencias de los actuales Consejos Pontificios que se indican a continuación: el Consejo Pontificio Justicia y Paz, el Consejo Pontificio «Cor unum», el Consejo Pontificio para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes y el Consejo Pontificio para la Pastoral de la Salud. En esa fecha, estos cuatro Dicasterios cesarán en sus funciones y serán suprimidos, quedando abrogados los artículos 142-153 de la Constitución apostólica Pastor Bonus.

Cuanto deliberado con esta Carta apostólica en forma de «Motu proprio», ordeno que entre en vigor de manera firme y estable, no obstante cualquier disposición contraria, aunque sea digna de particular mención, y que sea promulgada mediante publicación enL’Osservatore Romano y, posteriormente, en Acta Apostolicae Sedis, entrando en vigor el 1 de enero de 2017.

Dado en Roma, junto a San Pedro, el 17 de agosto de 2016, Jubileo de la Misericordia, cuarto de mi Pontificado.

Por: L’Osservatoreromano