“El alimento inagotable del cristiano es la Eucaristía” recordó Obispo en Corpus Christi

907
0
*

Mons. Steckling en Corpus Christi 2017 @sicprensa

Ciudad del Este, 18 de Junio, 20:00 hs (SIC).- El Obispo diocesano Mons. Guillermo Steckling presidió hoy la Misa de la Solemnidad de Corpus Christi en la Parroquia San Blas, Catedral de Ciudad del Este. Animó a los presentes a valorar la Misa y respetar el Cuerpo de Cristo (Eucaristía) en todo momento, y recordó que Este es el alimento inagotable del Cristiano.

“La Fiesta de hoy se llama Corpus Christi, que quiere decir el Cuerpo de Cristo, nuestro Señor ha dicho esto y nos repite en cada Misa, ‘Esto es mi Cuerpo’, Él es el mismo cuerpo que nació de la Virgen María, que es su Madre, Jesús está realmente presente”, indicó el Obispo al inicio de su homilía.

Prosiguió y comentó “podríamos decir que esta Fiesta es una repetición del Jueves Santo, que sirve para profundizar el misterio de la Misa, esto es un gran tesoro, pero el Jueves Santo no podemos hacer una procesión, hoy si, para adorar al único Rey de reyes”.

El Obispo recalcó la importancia y el valor que tiene la Eucarística en la vida espiritual del cristiano, ¿qué es la Santa Misa? ¿Por qué se la valora tanto?, preguntó para luego responder que “la misa es la última cena, es un banquete espiritual, es el alimento espiritual que necesita el hombre, con esto el Señor nos recuerda y enseña que ‘no solo de pan vive el hombre’, sino necesitamos de este alimento que no se acaba.

Por otro lado, -continuó- “la Misa es un sacrificio, significa recordar la muerte de Jesús y su resurrección, y un último, y no menos importante, es que cuando la celebramos y comulgamos, nos convertimos en el cuerpo de Jesús, nosotros representamos a Jesucristo para los demás, somos uno en Él, y juntos, siendo un solo cuerpo debemos dar testimonio de unidad, porque hay un solo cuerpo de Cristo, ya que hay un solo pan, todos nosotros, aunque somos muchos, formamos un solo Cuerpo, porque participamos de ese único pan” remarcó.

Por último, Mons. Steckling exhortó a respetar y adorar a Cristo Eucaristía, “entonces, ¿qué nos toca hacer como fruto de la fiesta de Corpus Christi?, adorarlo, adorar ​el cuerpo de Cristo en la hostia, respetarlo, respetar a Jesús en todo momento, hacer una reverencia, una genuflexión al pasar por su frente, y tener siempre en cuenta que el que come de su Carne vivirá con él, esa es la Fuente de vida, la Eucaristía es nuestra Fuente inagotable, hay que saciarnos de esta Fuente de vida”, concluyó.