Diócesis de Ciudad del Este tiene nuevo diácono transitorio

891
0
*

Diácono Arcenio Cazal

Ciudad del Este 24 de Junio, 2017. 12:00 hs (SIC).- La Diócesis de Ciudad del Este tiene un nuevo diácono transitorio, este sábado 24, el Obispo diocesano ordenó Diacono al seminarista Arcenio Cazal Arévalos, de 28 años de edad. La Ceremonia se realizó en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Pte. Franco.

A las 09:00 hs de la mañana inició la Misa en la mencionada Parroquia, luego de las lecturas bíblicas se dio lugar al Rito de la Ordenación.

El Obispo expresó que “la palabra diácono significa servidor, hoy nuestro hermano Arcenio pasa a ser un servidor de la Iglesia, el diácono tiene una función práctica, él va ayudar en los sacramentos, matrimonios, visita a los enfermos, el diácono participa en el trabajo pastoral de Cristo”.

Por otro lado Mons. animó a que cuando haya tormentas dentro de la Iglesia o Parroquia hay que seguir luchando y no abandonar todo, sino cuidar como el Buen Pastor de sus ovejas.

“A veces vendrán las tormentas, pero eso forma parte y ahí el servidor debe ser como el buen pastor, tiene que estar y ayudar a los que necesitan, protegerlos”.

Por último dijo que el diácono debe ser un misionero, “el diácono tiene que salir a buscar a los que están alejados, no sólo quedarse con los de la Parroquia, tienen que salir a todas partes, todo esto debe ser el servicio del diácono”, concluyó.

El Catecismo de la Iglesia Católica (1570) señala que «los diáconos participan de una manera especial en la misión y la gracia de Cristo. Corresponde a los diáconos, entre otras cosas, asistir al obispo y a los presbíteros en la celebración de los divinos misterios sobre todo de la Eucaristía y en la distribución de la misma, asistir a la celebración del matrimonio y bendecirlo, proclamar el Evangelio y predicar, presidir las exequias y entregarse a los diversos servicios de la caridad».

Los diáconos transitorios son aquellos a los cuales se les confiere este ministerio por un período limitado de tiempo, que usualmente se inicia luego de culminar sus estudios y se extiende hasta que el ordinario del lugar considera al candidato suficientemente maduro para ser ordenado presbítero por el obispo. En general, durante este tiempo los candidatos ejercen como diáconos en parroquias. Por lo tanto, es condición para ser presbítero haber sido ordenado con anterioridad en calidad de diácono transitorio (es decir, en tránsito hacia el presbiterado).