Defender la vida y la familia sin miedo, Dios está con nosotros

*

Marcha en defensa de la vida. Hernandarias 25 de marzo 2017,

Domingo 06 de Mayo 2018

Esta semana tuve contacto con varias personas o grupos que activan a favor de la vida y de la familia. Uno se pregunta, ¿y quién podría estar en contra de la vida o de la familia? Sin embargo, esta oposición contra algo cuyo valor parece tan evidente, esta oposición existe. Parece que algunos establecieron un plan secreto, incluso a largo plazo, de “deconstruir” la familia y de “rediseñar” el ser humano. Están tomando en cuenta que esto necesitará como 20 ó 30 años pero no les importa.

¿Cómo nosotros los cristianos podemos reaccionar contra el hostigamiento de la vida y de la familia? Sobre todo, no tengamos miedo. Desde siempre ha habido ataques a los grandes valores de la fe pero Dios no nos abandonará, tal como no ha abandonado a su Hijo Jesús crucificado. Seamos también serenos – si los enemigos de la familia o de la vida quieren trabajar a largo plazo, nosotros también estamos acostumbrados a proyectos de largo alcance. La evangelización tarda siglos para calar más hondo, como ha sucedido en el mundo europeo antiguo.

La era actual nos ofrece una gran oportunidad de tomar conciencia de que Jesús nos quiere dar “vida y vida en abundancia” (Jn 10,10). Conciencia también de que Dios preparó las bases de la familia desde los inicios de la creación. Desde siempre ha tenido la misión de hacer visible una imagen del Dios amor, del Dios familia que un día nos acogerá en su hogar celestial.

Mons. Guillermo Steckling

Autor Mons. Guillermo Steckling

Monseñor Steckling es obispo de la Diócesis de Ciudad del Este desde el año 2014. Nació el 23 de abril d 1947, en Verl (Alemania) y fue ordenado sacerdote el 20 de julio de 1974. Fue Consultor de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso. Antes de su nombramiento como obispo se desempeñaba como rector del Seminario Mayor de los misioneros Oblatos de María Inmaculada, en Asunción. Desde 1998 hasta 2010 fue superior general de los Misioneros Oblatos, en Roma. Actualmente es el Responsable de la Catequesis y de la Animación Bíblica de la Pastoral en Paraguay. Fue ordenado obispo el 21 de diciembre de 2014, en la Catedral San Blas de Ciudad del Este.