Comunicado de los Obispos del Paraguay ante denuncias de abusos de menores

616
0
*
| Foto: CEP

| Foto: CEP

Ciudad del Este, 11 de Mayo 2017, 09:20 hs (ACI/SIC).- Ante las denuncias de abusos de menores y otros hechos punibles por parte de miembros de la Iglesia en Paraguay, los Obispos expresaron su “inmenso dolor por el escándalo de quienes han causado graves consecuencias en personas vulnerables”.

“Estos hechos no los aceptamos y los condenamos, porque contradicen el mensaje cristiano y la misión de la Iglesia, y pedimos perdón por todos ellos”, afirmaron en un comunicado emitido por la Conferencia Episcopal de Paraguay.

Entre las denuncias que involucran a eclesiásticos, los Obispos hicieron referencia al caso de Carlos Ibáñez, un sacerdote argentino acusado de abusar de varios niños en Córdoba, Argentina, y que llegó a Paraguay en 1992.

Rechazan la acusación de encubrimiento de los hechos.

“Rechazamos la acusación de encubrimiento de los hechos y reafirmamos nuestro compromiso con la verdad, la transparencia y la acción firme”, sostuvieron.

Asimismo, informaron que seguirán “con las oportunas investigaciones, según las prescripciones previstas en el Protocolo para investigar denuncias contra clérigos sobre abuso sexual de menores (julio 2015) hasta que se diluciden los casos”. “Los que resulten culpables serán severamente sancionados como corresponde”, sentenciaron.

Compromiso sincero y determinado en la búsqueda de la verdad.

Los Obispos insistieron en su “compromiso sincero y determinado en la búsqueda de la verdad” y valoraron “el papel que cumplen los medios de comunicación en la formación de la opinión pública”.

“Entendemos que la población tiene derecho a recibir información veraz, responsable y ecuánime”, señalaron en el comunicado.

En cuanto a las víctimas, expresaron su “cercanía” y compromiso de “luchar decididamente para evitar que hechos de esta naturaleza produzcan el incalculable daño a todos los que confían en la Iglesia y sus pastores”.

“Encomendamos a la ferviente oración de toda la comunidad eclesial la tarea evangelizadora que tenemos como Iglesia”, concluye el comunicado.