Como cristianos observar estos criterios a la hora de votar

*

Foto Referencial

Domingo 08 de Abril 2018

Recientemente los obispos publicamos una carta sobre las elecciones nacionales. Creo que se resume bien en la frase siguiente: “no decimos a quién votar pero sí queremos ayudar a formar la conciencia sobre cómo votar”

Quisiera destacar algunos puntos de esta carta.

Después de recordar que para el cristiano la autoridad es servicio, hablamos primero a los candidatos. Les decimos que como país tenemos delante los desafíos de “respetar la Constitución Nacional”, “la defensa de la persona y la familia”, “servir con honestidad al bien común” – además, salud, y educación, empleo, reforma agraria, medio ambiente y otros más.

Luego nos dirigimos a los ciudadanos pidiéndoles que hagan “una opción ética y responsable”. Se trata de “ejercer el derecho y el deber del voto” y apoyar con nuestra decisión algunos valores relevantes. Mencionamos por ejemplo los siguientes: defender la vida humana, favorecer el matrimonio y la familia, y dar prioridad a los pobres. Aportamos el dato de que la pobreza afecta a 29% de la población y a 40% de los niños menores de diez años. También algunas cuestiones específicas requieren nuestra atención como la renegociación de los contratos de Itaipú y Yacyretâ, la Reforma de la Educación, la problemática del narcotráfico y del contrabando, los grupos criminales, sobre todo en el norte, la estructura de la propiedad de la tierra, la reforma judicial, y que se evite la ‘partidización’ de las ayudas estatales a los enfermos y más carenciados”.

Al final recordamos las siguientes palabras de Mons. Juan Sinforiano Bogarín del lejano año 1921: “debéis tener en cuenta que no hay mayor bajeza y abyección que votar contra los dictámenes de la conciencia… vendiendo el voto ya sea por dinero, o por empleo… Igualmente sería vergonzoso votar por miedo o cobardía a favor del que en conciencia no se admite.”

Nuestro mensaje concluye diciendo que las próximas elecciones se deben asumir con responsabilidad y Amor a la Patria para que se instituyan en una verdadera fiesta cívica.  

¡Que el Espíritu Santo nos ilumine en nuestro discernimiento!

Mons. Guillermo Steckling

Autor Mons. Guillermo Steckling

Monseñor Steckling es obispo de la Diócesis de Ciudad del Este desde el año 2014. Nació el 23 de abril d 1947, en Verl (Alemania) y fue ordenado sacerdote el 20 de julio de 1974. Fue Consultor de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso. Antes de su nombramiento como obispo se desempeñaba como rector del Seminario Mayor de los misioneros Oblatos de María Inmaculada, en Asunción. Desde 1998 hasta 2010 fue superior general de los Misioneros Oblatos, en Roma. Actualmente es el Responsable de la Catequesis y de la Animación Bíblica de la Pastoral en Paraguay. Fue ordenado obispo el 21 de diciembre de 2014, en la Catedral San Blas de Ciudad del Este.