Chiquitunga camino a convertirse en la primera beata del Paraguay

338
0
*

Foto: UH

Martes 13 de Junio, 05:00 hs (SIC/ReL).- Una junta médica del Vaticano reconoció que científicamente no se puede explicar la curación del bebé Ángel Ramón, que pasó 20 minutos sin signos vitales, pero se recuperó asombrosamente cuando se rezó a una joven carmelita con fama de santidad, conocida popularmente como “Chiquitunga”.

Ahora corresponde a la comisión teológica de la Congregación para las Causas de los Santos examinar el caso para ver si fue la oración intercesora de esta carmelita la que salvó al bebé, después, el Papa será el encargado de evaluar y firmar el decreto que permitiría su beatificación.

La curación atribuida a la intercesión de la religiosa ocurrió el año 2002, en el departamento de San Pedro. Un recién nacido, Ángel Ramón, presentó complicaciones en el parto y estuvo veinte minutos sin signos vitales tras el  corte del cordón umbilical.

Ante esta complicación la obstetra pidió la intercesión de la carmelita, y  20 minutos de haber sido dado por muerto el bebé recuperó sus signos vitales.  “Ni el oxígeno que le quisieron poner, ni oprimiendo su pecho, se reanimó, nada, nada, así estuvo por 20 minutos. Ya con cinco minutos sin oxígeno en el cerebro queda con secuelas, hoy 15 años después el niño está normal”, relató el Padre Flaminio Benítez, de la Orden del Carmelo que presentó el caso en Roma.

Respecto a la resolución de la junta médica del Vaticano, el Presidente de la Conferencia Episcopal de Paraguay y Arzobispo de Asunción, Monseñor Edmundo Valenzuela, pidió prudencia a la hora de llamarla “beata”.

“Hasta que el Santo Padre no promulgue aún el reconocimiento del milagro inexplicable y maravilloso nadie la llame aún beata. Esperamos un poco más”, afirmó el Prelado en un mensaje.

Por su parte, el Padres Benítez, explicó que esto ahora va a la Congregación para la Causa de los Santos y ahí los teólogos hacen una nota al Papa, presentándole los resultados de la junta médica y entonces el Papa firmará un decreto convocando la beatificación. “Esto sería dentro de unos meses todavía”.

Hasta la fecha, el único santo de Paraguay es el jesuita y mártir San Roque González de Santa Cruz, canonizado en 1988 por Juan Pablo II.

María Felicia Guggiari Echeverría, conocida como “Chiquitunga”, nació el 12 de enero de 1925. Desde los 14 años se dedicó intensamente a la oración y el apostolado en la Acción Católica de Paraguay.

Tras descubrir su vocación de religiosa contemplativa, el 14 de agosto de 1955 “Chiquitunga” ingresó a los 30 años al Carmelo de Asunción, y 4 años después murió a causa de un cuadro de hepatitis, el 28 de marzo de 1959. Su proceso de beatificación se inició en 1997 y fue declarada “venerable” en 2010 por Benedicto XVI.