16 nuevos seminaristas en la Diócesis de Ciudad del Este

*

Seminaristas menores Diócesis de Ciudad del Este.

Domingo 25 de febrero 2018

Cuando Jesús estaba atendiendo a mucha gente necesitada comentó que la cosecha es grande y los obreros pocos, y nos dijo que roguemos a Dios, el gran dueño de la cosecha para que mande obreros (Mt 9,37-38). La persona que siente esta misma preocupación de Jesús ya tiene una vocación misionera, y algunos de los que comparten esta preocupación pueden llegar a ser sacerdotes si nosotros les apoyamos y ayudamos.

Al inicio del año 2018 la Diócesis de Ciudad del Este cuenta con 16 nuevos seminaristas, ocho para el seminario menor (antes del bachillerato) en Km 11 y ocho para el propedéutico en Caacupé que los prepara para ingresar en la Facultad de Teología en Asunción. En la Facultad estudian 17 seminaristas nuestros, y otros se encuentran en alguna parte de la Diócesis para su año pastoral o un tiempo de experiencia, son 15, para un total de 40 seminaristas mayores – puede ser que me equivoque por uno o dos. Para el mes de abril esperamos tres ordenaciones sacerdotales y una diaconal, y más en el resto del año.

Comparto estas cifras con una triple finalidad: para animar a los jóvenes a discernir sobre su vocación, para que todos recemos por nuestros candidatos a fin de que lleguen a ser sacerdotes sabios y santos, y para que los apoyemos. Hemos calculado que cada seminarista mayor cuesta a la Diócesis unos 1,5 millones de guaranís mensuales para que pueda estudiar y formarse.

Pero la gran preocupación no es el seminario sino la obra de la evangelización. ¡Tan grande es la cosecha, y cuánto faltan obreros! Estamos abriendo tres parroquias en los últimos meses y necesitamos abrir más. ¡Roguemos entonces al Señor que nos envíe cosechadores, mucha gente los espera!

Mons. Guillermo Steckling

Autor Mons. Guillermo Steckling

Monseñor Steckling es obispo de la Diócesis de Ciudad del Este desde el año 2014. Nació el 23 de abril d 1947, en Verl (Alemania) y fue ordenado sacerdote el 20 de julio de 1974. Fue Consultor de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso. Antes de su nombramiento como obispo se desempeñaba como rector del Seminario Mayor de los misioneros Oblatos de María Inmaculada, en Asunción. Desde 1998 hasta 2010 fue superior general de los Misioneros Oblatos, en Roma. Actualmente es el Responsable de la Catequesis y de la Animación Bíblica de la Pastoral en Paraguay. Fue ordenado obispo el 21 de diciembre de 2014, en la Catedral San Blas de Ciudad del Este.